Estado Nueva Esparta La Asunción

El Plan de Desarrollo del estado Nueva Esparta que fue elaborado por un equipo técnico conformado por funcionarios del Ejecutivo regional y otras instituciones gubernamentales, entre ellas el Ministerio de Ecosocialismo, se divulgación  al pueblo insular para su conocimiento, discusión y aprobación.

“El mandatario regional Alfredo Díaz resaltó que se están dando los pasos para garantizar que la entidad crezca de manera organizada, sin ningún tipo de improvisación”

UN NUEVO RELATO PARA UN NUEVO MODELO DE DESARROLLO

“La dificultad no está en la comprensión de las nuevas ideas, sino en escapar de la influencia de las antiguas”

John Maynard Keynes

Sin relato no hay emoción; sin emoción no es posible la acción social transformadora. El relato cuenta quiénes somos, de dónde venimos. El relato dibuja nuestra geografía afectiva. El relato habla de nuestros problemas y revela nuestros sueños. El relato despierta al imaginario colectivo. El relato es el mapa de ruta para trascender siendo fieles a nosotros mismos.

Los relatos corresponden a una circunstancia histórica precisa. Por ello, con el pasar del tiempo, pierden vigencia y pertinencia. Si no se revisan y actualizan, lejos de cumplir con su rol inspirador y unificador, se convierten en una tara con efectos socialmente tóxicos.

En esta segunda década del siglo XXI, plena de exigentes retos y de situaciones difíciles, los neoespartanos debemos replantearnos el relato con el que explicamos las condiciones que hacen posible el desarrollo y el bienestar de nuestras Islas. Es necesario que desarrollemos plena conciencia de que ahora vivimos en una Venezuela que no puede seguir siendo entendida bajo el paradigma del rentismo petrolero y en una Nueva Esparta en la que el Modelo de Desarrollo basado en el Puerto Libre agotó sus posibilidades.

El diseño del Plan de Desarrollo del Estado Nueva Esparta, debe partir de la constatación de esta situación de quiebre, de ruptura histórica. Para evitar que el proceso de formulación del Plan se convierta en una inocua ficción tecno burocrática, es fundamental que actualicemos nuestro relato. Un relato claro, preciso y en sintonía con los tiempos, además de darle coherencia al trabajo técnico, facilita la  comprensión del Plan y su apropiación por parte de los neoespartanos. Solo así es como el Plan puede cobrar vida como un efectivo instrumento orientador de la toma de decisiones.

I.- Desde dónde venimos

En la época prehispánica, la Isla de Margarita basó lo esencial de su actividad económica en faenas asociadas a la riqueza de los mares. Afirma Luis Alfaro Salazar en su libro Historia de Paraguachoa que “Dadas las características del medio, la actividad económica más importante de los guaiqueríes la constituyó la pesca, de donde obtenían la carne básica para el consumo diario así como para salarla y conservarla para uso futuro y para el trueque con las poblaciones de las costas orientales y del litoral central. Además de este pescado salado, la rica fauna marina paraguachoense le proporcionaba perlas, sal e insumos para fabricar harina de pescado que incluían en ese trueque”.

Para leer más descargue el documento.

Presentación inicial y visión geoestratégica del estado Nueva Esparta

Realizar un ejercicio sobre la realidad y perspectivas del estado Nueva Esparta con fines de abordar la realización del Plan de Desarrollo, implica exponer razones, fundamentos y acciones que le confieran fuerza y contenido a una exposición motivada, pertinente y compartida sobre las características esenciales; los problemas, condicionantes y dificultades existentes; los recursos, potencialidades y posibilidades ciertas; las líneas maestras de desarrollo y el conjunto de acciones pensadas y diseñadas que orientan el desenvolvimiento de la entidad neoespartana y las tres islas que la conforman: Margarita, Coche y Cubagua, en la construcción de futuro. Son acciones  de preinversión y desarrollo relacionadas con actividades de orden social, cultural, económico, político institucional y ambiental, donde el turismo sostenible marca el rumbo.

El nombre de Nueva Esparta es memoria histórica del valor épico de espartanos griegos, que le ha sido dado al archipiélago insular en honor a los próceres y mártires, hombres y mujeres, que contribuyeron a la causa independentista de Venezuela.

Su condición de primacía insular de Venezuela, venero de atractivos, recursos, patrimonio cultural, realizaciones de buen estilo y oportunidades ciertas, articulada a la importancia geoestratégica en el contexto nacional, le confieren al estado Nueva Esparta un lugar destacado en la agenda de las prioridades del país. Así lo confirma la proyección de sus coordenadas, la extensión de su mar territorial y reconocidos recursos que contiene, los 315 km de costas, conjunción de atractivas playas, bahías, ensenadas, albuferas, puntas y singulares paisajes, el significado de los valores históricos y culturales patrimoniales, de monumentos, templos y edificaciones de notables estilos, de ciudades y pueblos distintivos y la destacada condición de ser destino turístico por excelencia de Venezuela y más allá aun. Valores agregados son la estratégica localización, las fuertes relaciones de intercambio, la amplia mirada hacia el mar Caribe y los lazos indisolubles con tierra firme del espacio territorial venezolano. Y, todo el conjunto cobra fuerza por cordialidad de los neoespartanos, gente de amplia mirada, orgullosa de su gentilicio.

Para leer más descargue.

                                                                                           

El estado Nueva Esparta se ubica al norte de Venezuela y es una entidad insular abierta a las comunicaciones, con mirada hacia el mar Caribe y lazos indisolubles de pertenencia y gentilicio con la nación venezolana, marco envolvente de identidad que brinda sentido de existencia, correspondencia y trascendencia a un territorio y a unos valores comunes a la población y a los ciudadanos que viven en la diversidad de lugares de las entidades federales del país.  

El estado Nueva Esparta está conformado por tres islas: Margarita, Coche  y  Cubagua, siendo la isla de Margarita la de mayor extensión, importancia demográfica, diversidad de actividades y realizaciones. En territorio margariteño ha ocurrido una creciente transformación en su estructura económica y social particularmente a partir de la década de 1970, cuando se inició el proceso de constituirse en  el  principal  destino  turístico de Venezuela; proceso social y económico que ha generado importantes cambios en el patrón de ocupación del territorio, los usos de la tierra, la localización y fomento de actividades económicas, la transformación de pueblos en ciudades de expansión creciente, mayor capacidad de acogida de la franja marina costera y de reconocimiento de los bienes culturales patrimoniales. En este marco de crecimiento también se ha observado cierta disminución gradual en la importancia de actividades tradicionales como son la pesca y la agricultura.

Desde la década referida, la población de Nueva Esparta más que se duplicó, al pasar de unos 200.000 habitantes en 1970 a 491.610 habitantes en el año 2011 (INE), a lo que se suma los flujos de población flotante, que en conjunto impulsan la expansión de los centros urbanos y pueblos, la formación de conglomerados urbanos, el dinamismo de ejes de desarrollo socio-económico, junto con requerimientos crecientes sobre el equipamiento de infraestructuras de servicios en red, el acondicionamiento de ámbitos para la localización de actividades múltiples y el fomento de nuevos proyectos de preinversión y desarrollo.

Para leer más descargue.

Expuesta la visión realística de la entidad neoespartana, enmarcada en la noción del desarrollo humano y sostenible, se precisa establecer las bases sobre las cuales se orientan los objetivos y las líneas maestras de desarrollo social, cultural, económico, político-institucional y ambiental, en el conjunto de lugares del espacio marino costero y de la planicie aluvial conexa, que constituyen sólido piso del cuerpo territorial del estado Nueva Esparta.

El desarrollo humano y sostenible a escala local y supralocal, contextualizado en la entidad neoespartana, significa en la práctica social, el estímulo a recursos que permanecen adormecidos por falta de oportunidades, tanto en la zona marina costera como en la planicie aluvial conexa; el fomento de actividades económicas claves: el turismo como actividad transversal, junto con el comercio, la pesca, la agricultura, la construcción, la pequeña industria, la artesanía, el transporte y los servicios especializados; la configuración de áreas de expansión urbana creciente que implica la integración y fortalecimiento de ciudades, pueblos y caseríos de pescadores, junto con el acondicionamiento de espacios públicos humanizados; el sentido de pertenencia y el fortalecimiento de la identidad cultural; el respeto por la continuidad del potencial natural; la vigencia de un sistema político fundamentado en la gobernanza, la participación social, la pluralidad, la ética administrativa y mayores sinergias. Establece como hilo conductor la consideración de acciones de preinversión y desarrollo, sin soslayar el notable papel de las instituciones del poder público y el peso de organizaciones de la sociedad civil, con solidaridad, emprendimiento e innovación; la corresponsabilidad social y mayor responsabilidad con los recursos naturales y atractivos existentes.

Es un proceso que estimula la proyección de los lugares, ciudades y pueblos, hacia mejores condiciones de vida, al asumir el compromiso de la transformación social y del realce de oportunidades, al promover proyectos conducentes a una mayor producción, productividad y encadenamientos productivos; sabedores además del significado de la gobernanza, la democratización del poder y la actuación de líderes ciudadanos.

En el plano de realización en el interior de la entidad neoespartana y de sus islas distintivas, el desarrollo será lo que sus hombres y mujeres, anclados o navegados, el sector público con sus instituciones, el sector privado con sus organizaciones, los emprendedores de vanguardia, sean capaces de ser y hacer, construir y compartir; conscientes de los problemas y dificultades existentes, en un contexto nacional pleno de incertidumbres, inequidades y crisis de diverso orden.

Para leer más descargue.

De conformidad con la noción de desarrollo expuesta, de las líneas maestras establecidas para el desarrollo integral del estado Nueva Esparta, entidad insular única en Venezuela y polo de desarrollo turístico por excelencia con amplia mirada hacia el mar Caribe y nexos indisolubles de identidad, territorialidad, gobernanza y soberanía con la tierra firme venezolana, se enuncia un conjunto de acciones pensadas y compartidas a ser diseñadas en el banco de proyectos de la institución rectora del desarrollo regional, articulado a una unidad de gestión estratégica, para ser llevadas a la práctica social.

Los planes de desarrollo al estar frente a los requerimientos de preinversión e inversión económica y social exigidos por la comunidad local y supralocal, están basados en acciones pensadas y diseñadas que se traducen en proyectos de preinversión e inversión con posibilidades ciertas de su puesta en práctica.  

Los planes, acciones y proyectos de preinversión e inversión en el contexto de la entidad neoespartana, son instrumentos de desarrollo de orden social, cultural, económico, ambiental y técnico-administrativo que se asumen bajo postulados y mecanismos de participación, socialización de la información, iniciativa local y empresarial, responsabilidad institucional, modernización tecnológica y alianzas estratégicas entre las instituciones de gobierno, los emprendedores de vanguardia y las organizaciones de la sociedad civil.

Son programas de preinversión y desarrollo que estimulan nuevas posibilidades y abren perspectivas ciertas para la transformación social, el desarrollo económico con solidaridad social, la integración del espacio territorial insular, la configuración de conglomerados urbanos de expansión creciente, junto con espacios públicos humanizados, bajo la direccionalidad que imprime la modernización institucional en acuerdos y alianzas estratégicas, sin obviar la continuidad del potencial natural y valor escénico de la franja marina costera y el significado patrimonial del espacio social construido de la planicie interior.  

En el marco geográfico y de hondas raíces históricas de Nueva Esparta, la concepción del desarrollo está priorizada por el acento en lo social, cultural y económico, que es en esencia respuesta acertada y compartida a la satisfacción de necesidades fundamentales de la población y la diversidad de lugares, junto con la consolidación de actividades estratégicas y socio-productivas, el lanzamiento de ciudades y pueblos hacia mejores condiciones de vida, bajo sólidas alianzas entre el sector público y el sector privado, teniendo como piso las condiciones ambientales del espacio insular y sus tres islas representativas: Margarita, Coche y Cubagua.

Son actividades de diverso orden que se expresan en el territorio neoespartano y su continuidad en la proyección de sus coordenadas, en cuyo desenvolvimiento ofrecen capacidad de realización y posibilidades ciertas en la generación de oportunidades. Son en su mismidad acciones de desarrollo y proyectos de pre-inversión e inversión para la transformación social y económica del estado Nueva Esparta.

Para leer más descargue.

Descarga
TUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

El gobernador del estado Nueva Esparta Alfredo Díaz presenta el "Plan de Desarrollo Sostenible del estado Nueva Esparta".

EL MODELO DE DESARROLLO BASADO EN EL TURISMO SOSTENIBLE.

Si fomentan redes de cooperación entre el sector empresarial, las instituciones de gobierno y las organizaciones de la sociedad civil, para promover la innovación, el emprendimiento y la inversión, bajo una nueva conciencia de responsabilidad social, ajena al rentismo; entonces Nueva Esparta podrá desarrollar ventajas competitivas en el sector turismo para ofrecer a sus habitantes niveles superiores de bienestar en un marco de equidad social, de equilibrio ecológico y de respeto por la cultura margariteña.

Si deseas hacernos llegar algún comentario, envíalo a: buzon@estadonuevaesparta.com