Ejecutivo insular apoyará acciones del sector Gobierno Nacional pretende imponer un sistema de control que afecta a pescadores artesanales

FOTO 1a REUNION INAPESCA CON PESCADORES (NOTA RAQUEL)

La secretaria general de Gobierno, Cristina Conti, y a parte del Tren Ejecutivo

El presidente del Inepesca, Paúl Bermúdez, y un grupo de pescadores del municipio Marcano plantearon la situación al Ejecutivo regional

La Gobernación del estado Nueva Esparta apoyará las acciones que asuman los pescadores artesanales ante la decisión asumida por el Gobierno nacional por medio del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), de imponer el Sistema de Identificación Automática (AIS) a las embarcaciones con más de cinco unidades de arqueo bruto (8 metros y medio en adelante), el cual, además de ser muy costoso, afectaría esta importante actividad económica de la región.  

El presidente del Instituto Neoespartano de Pesca (Inepesca) Paúl Bermúdez, acompañado de un grupo de trabajadores del mar del municipio Marcano plantearon la situación a la secretaria general de Gobierno, Cristina Conti, al director de Desarrollo Social David Dubén, al presidente de la Corporación de Turismo Luis Eduardo Rodríguez y a otros integrantes del tren ejecutivo estadal.

Paúl Bermúdez, presidente del Inepesca
Francisco Guevara, presidente de Mancopemar

Bermúdez destacó que el gobernador Alfredo Díaz giró instrucciones para respaldar jurídicamente a este sector, tomando en cuenta que esa medida gubernamental, que va dirigida específicamente al pescador de altura, también está violentando los convenios internacionales que ha firmado Venezuela en cuanto a la excepción del pescador artesanal de utilizar esos implementos.  

“No es que ellos no quieran utilizar esos equipos, sino que para colocarlos deben tener una buena situación económica, porque ellos deben pagarlos.

Además el Estado venezolano ha demostrado reiteradamente que no ha sido capaz de contrarrestar el hampa en altamar, por lo tanto los pescadores artesanales sienten que se les está violentando su derecho al trabajo, a la seguridad personal cuando realizan su faena y hasta su derecho cultural, porque ancestralmente ellos desarrollan ciertas actividades a orilla de playa como la reparación de sus embarcaciones, de sus motores y ahora hay una normativa que es punitiva”, explicó.  

Francisco Guevara, presidente de la Mancomunidad de Pescadores Artesanales del municipio Marcano –Mancopemar-, recalcó que el Estado ha fallado porque pretende instalar un aparato del cual el pescador no conoce el manejo, su funcionabilidad, la probabilidad de seguridad, y lo más importante, se afectan los derechos culturales de los pescadores, el derecho al trabajo y habrá un control que el pescador desconoce.  

Apuntó que seguirán todos los procedimientos administrativos legales, tales como notificar a la Capitanía de Puertos, que ya se hizo. La segunda etapa sería llevar el pliego conflictivo de los pescadores neoespartanos ante el INEA y, en una tercera fase, tratar de reunirse con su director nacional, ya que la ley dice que las decisiones del INEA quedan firmes si no hay oposición y en este caso sí la hay, pero hay que cumplir los lapsos.  

“El Estado tiene la obligatoriedad de sentarse con el sector pesquero a discutir en qué sentido vamos a aceptar o no la imposición de este aparato de control. Realmente no sabemos cómo va a funcionar, no lo quieren decir y es obligatorio comprarlos”, subrayó Guevara.  

Prensa Gobernación Nueva Esparta/Raquel González/CNP 8735

Fotos. Franklin Vásquez


Categorías: GestiónPesca

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.