2 septiembre, 2019 / gobernaciondenuevaesparta

Bajada la imagen de la Virgen del Valle Queremos poner en las manos de María a Venezuela, especialmente a Nueva Esparta

Las palabras formaron parte de la homilía del arzobispo de Ciudad Bolívar, Monseñor Ulises Gutiérrez, en el acto que congregó a representantes del Ejecutivo regional, organizaciones, sector militar y pueblo en general

“Queremos poner en las manos de nuestra madre María a Venezuela, especialmente a Nueva Esparta cuyos habitantes sufren las consecuencias de pésimos servicios, electricidad, salud, transporte, alimentos, entre otros.  

Las palabras formaron parte de la homilía del arzobispo de Ciudad Bolívar Ulises Gutiérrez, quien presidió la solemne eucaristía a propósito de la bajada de la imagen de la Virgen del Valle, acto celebrado en la Explanada de la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle, ubicada en el municipio García.

En representación del gobernador de Nueva Esparta Alfredo Díaz asistió Cristina Conti, secretaria general de Gobierno, quien destacó la importancia de la unión pueblo y gobierno, en momentos cuando la nación enfrenta una profunda crisis.  

El alto jerarca eclesial manifestó igualmente, que María padece en carne propia el dolor de sus hijos en nuestra sufrida Venezuela en donde 5 millones de migrantes salieron en búsqueda de nuevos horizontes sacrificando sus vidas y dejando atrás a sus hijos, muchos de ellos rechazados en los países a los que han llegado, agregó que en nuestra tierra también hay enfermos que no reciben el debido tratamiento hospitalario ni pueden acceder a los medicamentos.  

“Aquellas madres que ven como sus hijos se pierden en el mundo de las drogas, la delincuencia y la violencia, otros que desaparecen engañados por paraísos inexistentes, la iglesia hace suyo ese dolor de tantos hogares donde se pasa hambre o se busca el alimento en los desechos de basura, hace suyo el dolor de esposas e hijos quienes tienen un familiar que ha sido torturado y hasta asesinado como fueron los casos del concejal Fernando Ordaz, el capitán de Fragata Rafael Acosta Vivas y el joven Rufo Chacón, privado de su visión, así como tantos otros que sufren por oponerse al régimen”.  

El arzobispo de Ciudad Guayaba estuvo acompañado por Monseñor Fernando Castro Aguayo, obispo de la Diócesis de Margarita.   Posterior a la eucaristía y en el marco de fuegos artificiales la imagen fue bajada de su nicho y presentada al pueblo en medio de aplausos y una profunda alegría.  

Destacó la presencia de la Orquesta Sinfónica y Coral Juvenil de Cumaná, estado Sucre, grupos que entonaron magistralmente piezas alusivas al momento.

Prensa Gobernación de Nueva Esparta / Edgar A. Corzo Parra /CNP 5.985

Fotos: Mariangeles Marcano y Héctor Marin

0
Categorías: Gestión

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.